Tarot solitario al rescate

El clima político actual y la luna oscura en Cáncer proporcionan un terreno fértil para el trabajo en profundidad (la mayoría de los miembros de la comunidad espiritual lo llaman «trabajo en la sombra»), que es la práctica de reprogramar las creencias fundamentales.

 

Al examinar con honestidad las creencias centrales problemáticas, tenemos la oportunidad de elegir una nueva forma de pensar, una que sane tanto por dentro como por fuera. Puede ser difícil desenterrar las creencias fundamentales porque suelen empezar en la infancia o la adolescencia.

 

Lo que empieza como una semilla se arraiga tras años de afirmación de lo que nos rodea.Algunas creencias son dolorosas. Pueden estar ligadas a recuerdos dolorosos, lo que te impulsa a disociarlas para sobrevivir.

 

Las creencias prefieren la compañía de los pensamientos afines, por lo que su liberación se siente como si viniera acompañada de marejadas. Estas compuertas están retumbando desde todos los rincones del mundo. Los paradigmas están cambiando y los sistemas de creencias se están desmoronando. Hay mucho que desempacar.

Aunque puede ser curativo examinar y reformar las creencias, es importante recordar que muchas de ellas son sostenidas por la comunidad y no sólo por los individuos. Es posible que te examines a ti mismo en un momento y al siguiente examines toda tu historia, tu grupo de amigos, tu lugar de trabajo o tu familia.

 

Trabajar en comunidad, lo cual es necesario en tiempos de grandes cambios, puede producir una especie de sensación de «barrido» que recuerda a perder el equilibrio. Utiliza tu práctica solitaria del Tarot como una boya en los mares agitados. A medida que el mundo gira, vuélvete hacia dentro con regularidad.

Durante una mañana particularmente pesada, eché mano de mi baraja de Tarot. La única pregunta que podía hacer era: ¿qué trabajo estamos haciendo? La tirada reveló tres temas principales:

 

El Colgado:

Asumir las creencias y acciones (o la inacción) esenciales para la integridad. Puede que no queramos mirar en el retrete lo que hemos producido, pero nos dirá mucho sobre nuestro interior si lo hacemos.

 

La Gran Sacerdotisa:

Estamos escuchando a nuestros ancestros. Nuestras vidas pasadas se están mostrando. Desean contribuir a la conversación.

 

La Templanza:

Estamos aprendiendo a restaurar nuestra humanidad. Esto requiere gracia, escucha, trabajo, disciplina y respeto.

 

El simple hecho de sentarme con mis cartas del Tarot me permitió reencontrarme a mí misma cuando me sentía particularmente arrastrada por la energía de mi comunidad. Fui capaz de hacer observaciones con fundamento mientras me mantenía conectada a esa energía.

Encontré la belleza. Me sumergí en el ritual de barajar, colocar y girar las cartas. Mis cristales brillaban cuando la luz del sol se asomaba por las suaves sombras de las ventanas de mi habitación.

 

Me di cuenta de la belleza de las cartas y de mí misma. Reflexioné sobre el significado de las cartas y encontré vínculos en mi entendimiento que no podía ver cuando me arremolinaba en la multitud. Me empolvé la nariz, lavé los platos y salí a pasear con mi pareja.

 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies